"Cerebro de premio nöbel vs cerebro de rinoceronte, ambos "blancos"."

LONDRES, 18 (ANSA) – El Museo de Ciencias Naturales de Londres canceló una charla que tenía previsto dar mañana el premio N öbel de Medicina de 1962, el estadounidense James Watson, quien afirmó que las personas negras son menos inteligentes que las blancas occidentales.


Watson, ganador del Nöbel por haber descubierto la estructura de la ADN, tenía planeado hablar este viernes en el museo londinense.

Sin embargo, las autoridades del establecimiento científico decidieron cancelar la ponencia, al afirmar que los puntos de vista del científico norteamericano “van más allá del debate aceptable”.

Hasta aquí la noticia.

Ahora el comentario:
El Sr Watson tiene parte de razón y lo conveniente hubiera sido aceptar su conferencia, esto no significa que no se deba buscar y encontrar una persona cualificada que supiera contestarle y tan cerca como la tenían, salvo que el determinismo genético que defiende el Sr. Watson haya hecho manifestar la apoptosis celular en el Dr. Michael A. Crawford, Catedrático de Neuroquímica y Nutrición en LONDON, y este haya pasado a mejor vida, en cuyo caso cualquiera de sus discípulos hubiera dado buena cuenta de la argumentación del citado Sr. Watson.

Cuelgo a continuación una conferencia del Dr. Crawford y comento al final algunas curiosidades. Recomiendo su lectura y pido disculpas por la tecnología utilizada, pero uno no ha encontrado mejor uso de los entresijos de esta máquina, de la cual como de tantas cosas soy autodidacta. Según se me informa se puede ampliar la dimensión de cada página con un doble “clik” sobre cada una.




























Si han llegado hasta aquí se habrán percatado de la importancia de determinados elementos en el desarrollo del sistema nervioso central y aún más de la importancia de su existencia en determinados y cruciales momentos en los que los requerimientos son imprescindibles.

Sr. Watson, usted tiene parte de razón y en la omisión de la otra parte está la falta.

Simplemente hay que dar respuesta a las siguientes preguntas:
¿Que probabilidad tiene un niño nacido (de las niñas ni hablamos) en el cuerno de Africa de llegar a ser Premio Nöbel?
¿Su probabilidad es mayor, igual o menor que un niño de Boston?
¿Y todo esto porqué?
¿Entre los niños y las niñas de Africa por la diferencia en los cromosomas “X” e “Y”?
¿Entre los niños de Boston y las niñas de Africa por la diferencia en los cromosomas “X” e “Y”?
¡Y podríamos seguir!

Falta a la verdad, porque omite cuestiones que usted está obligado a conocer en profundidad.

Falta a la verdad, porque sabe que el determinismo genético es una falacia, no somos solo genes, somos la interrelación entre genes y ambiente; a eso se le llama FENOTIPO, que es solo parte de lo que realmente somos y usted lo sabe pero lo silencia.

Falta a la verdad porque omite el tercer elemento que se transmite entre generaciones y que no está ni en los genes, ni en el ambiente, son lo que algunos etólogos, que también han sido premiados con el Nöbel, han dado en llamar “MEMES“, que completan lo que la genetica y el ambiente expresaron para definir lo que somos y que usted conoce pero ignora.

Falta a la verdad, porque desconocemos, aunque lo intuimos, las claves de la relación, los pesos y los condicionantes de las expresiones, tanto de los genes, como de los factores ambientales y los “memes” y sabiéndolo se calla.

Y todo esto usted lo debe de saber porque lo conoce el que lo escribe, un mortal gris.

Falta a la verdad, porque la verdad real esta lejos de ser absoluta, su composición es la suma de pequeñas piezas que vamos añadiendo paulatinamente y la verdad absoluta no existe.

Con sus silencios y omisiones usted me deforma la realidad y me roba la libertad de configurar mi opinión sobre la base del conocimiento, selecciona, define lo que debo de saber y lo que debo de ignorar, lo que debo de decir y con ello lo que debo de hablar y opinar. A eso se le llama manipulación y toda manipulación se hace con un fin.

Usted sabrá los motivos de estas omisiones y que intereses mezquinos oculta.

Pero en sus tesis he encontrado la razón del ejemplo práctico, la moraleja de la historia:
“Cerebro de premio nöbel vs cerebro de rinoceronte, ambos “blancos”.”

En recuerdo del Profesor Grande Covian, al que sus luchas con las multinacionales de la nutrición le privaron del Premio Nöbel y que no hubiera dejado sin respuesta semejantes atropellos a la Razón y a la Ciencia.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Temas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s