¿Y los gestores responsables donde están?

Comparto con Vicente Baos, propietario de “El Supositorio”, la relevancia de este análisis de Juan Simó, sobre el déficit presente y futuro de facultativos en este país llamado España.
Creo que en algún lugar oculto de este blog, también he comentado esta situación, pero no con la claridad y rotundidad con la que lo hace Juan, al que agradezco la facilidad en el permiso de reproducción, recogido de la lista MEDFAM-APS.

“Este verano me publicaron en LEVANTE este artículo sobre la escasez de
médicos (http://tinyurl.com/3bxudk). Concluía entonces que “la actual falta
de médicos esconde una evidente mala gestión de la sanidad pública. Una
gestión facilona basada en la existencia de un petróleo barato al que se ha
despreciado por abundante durante años”. Por “petróleo barato” entendía la
sobreabundancia de médicos que teníamos en España (la famosa bolsa de
20.000 médicos en paro) que favorecía al principal contratador (la sanidad
pública) pues la ley de la oferta y la demanda favorecía a éste, el cual se
permitía el lujo de ofrecer los peores puestos, condiciones laborales y
remuneraciones, precisamente, a esta “bolsa” de médicos. Ese “pan para
hoy” de entonces nos ha traído el “hambre” de ahora. Y es que las fronteras
no estaban electrificadas…
Hace pocos días supimos por ADDECO que el sistema tiene un déficit de 9.000
médicos (http://tinyurl.com/2vkhx7). Casi al mismo tiempo, supimos también
que más de 8.500 médicos han emigrado de España al extranjero durante los
últimos años (http://tinyurl.com/32wj7e). Por lo tanto, da la impresión de
que las previsiones sobre la necesidad de médicos se hicieron bien: nos
faltan 9.000, prácticamente el mismo número que han emigrado (más de
8.500). El problema es que los que hacían estos cálculos no contaban con
que las fronteras no estaban blindadas ni electrificadas y que nuestros
médicos, maltratados laboral (precariedad), educacional (escasas plazas MIR
durante muchísimos años) y monetariamente (los peor pagados de la Europa
desarrollada), decidieron emigrar para poderse ganar la vida o
especializarse. Por no hablar de aquellos médicos que no emigraron pero
que, al no poder dedicarse a ejercer su profesión ni poder especializarse,
la abandonaron y se dedicaron a otra cosa (algunos, mira por donde, a la
gestión sanitaria).
Los que durante años, décadas, han decido cuántos MIR formar, cuántas
plazas cubrir con estabilidad en el empleo y cuánto sueldo pagar a los
médicos, son los responsables de todo esto. Muchos de ellos, curiosamente,
médicos; a pesar de que, durante muchos años, ser médico parecía ser un
demérito para llegar a ministro de Sanidad (nadie se ha cuestionado nunca,
por ejemplo, que el Ministro de Justicia no fuera, al menos, licenciado en
Derecho). Los políticos-gestores que han decidido todo esto se han
equivocado (¿a sabiendas?) reiteradamente durante años. ¿Alguien reconoce o
paga por este error arrastrado durante 3 décadas? ¿Qué se le puede decir
ahora a todos esos licenciados (miles) que durante muchos años no pudieron
acceder a una especialidad porque los sucesivos responsables no sacaron más
plazas MIR que las que sacaban? ¿Qué se le puede decir ahora a todos esos
estudiantes que pretendían estudiar Medicina y que su media (elevada, por
cierto) de bachiller y selectividad no superaba por pocas décimas el más
elevado corte del “númerus clausus”? ¿Qué se les puede decir ahora a todos
esos médicos que sobrepasando ahora la cincuentena no pudieron hace unos
años dedicarse a su profesión y la abandonaron para dedicarse a otra cosa?
Pues bien, en vez de intentar que vuelvan nuestros médicos emigrados
(mediante mejores condiciones laborales y salariales), nuestros políticos,
los mismos que durante 30 años decidieron –evidentemente, de forma
equivocada- todo esto, acaban de decidir aumentar un 40% las plazas
universitarias de medicina en 5 años (http://tinyurl.com/2a2hb3). ¿Se
equivocan de nuevo? Como muy pronto, esta “inyección” de médicos la
tendremos “en la calle” dentro de 10 años. A partir de entonces saldrán de
nuestras facultades 7.000 médicos cada año en vez de los 4.000 actuales.
Sabemos, por otro lado, que anualmente se homologan más de 2.500 títulos de
medicina a médicos extranjeros: más de 8.300 en los últimos 3 años
(http://tinyurl.com/2y9zno), lo que supone el 10% del total de títulos
universitarios homologados por el Gobierno durante el mismo periodo
(http://tinyurl.com/284ny7). A esta marcha, en 10 años vamos a tener
homologados más de 25.000 médicos extranjeros. ¿Qué pasará cuando entonces,
dentro 10 años, acaben su especialidad los nuestros? ¿Les habrán pillado la
silla estos 25.000? ¿Volveremos a tener nuevamente “petróleo barato”? ¿Se
pretende que España sea la OPEP mundial de médicos? ¿Es esto lo que se
pretende? A mi me da que sí.
Saludos cordiales.
Juan Simó”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Temas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s