En respuesta al escrito de Angel Ruiz Tellez "La No enfermedad y la violencia"

Recojo del Blog “Primum non nócere” que regenta con brillantez el Dr. Rafael Bravo, un escrito remitido por Angel Ruiz Tellez, con motivo del asesinato de nuestra compañera murciana, la Dra. Maria Eugenia.

No puedo justificar este asesinato desde ningún punto de vista, y el escrito se me antoja una buena explicación de un fenómeno real, pero tangencial al hecho.

No me sorprende el compañero Ruiz Tellez en su agudeza de análisis, son méritos que se le reconocen.

Siendo real su descripción y contando con las razones que expresa en su análisis, es también una visión parcial de la misma realidad.

Es imprescindible completar el contexto en el que se desenvuelve la realidad de lo que llama “No enfermedad”.

Entre algunas de las circunstancias que se deben de mencionar:

-Venimos de una sociedad subsidilista, paternalista, que se ha prolongado durante la época de democracia, sin que esta la haya corregido.

-Hemos padecido crisis económicas importantes en cada década desde los años cincuenta, de tal manera que no existe generación que no la haya padecido de forma cruel, por lo que en cada una de las generaciones se facilita la aparición de subpoblaciones instaladas en la antiguamente conocida como “neurosis de renta”.

-Este país tiene una estructura social muy poco desarrollada, que difícilmente posibilita las ayudas entre pares y como ejemplo de su ausencia tenemos la reciente ley de dependencia dotada de recursos insuficientes, las ayudas a la maternidad o el acceso a la vivienda.

-El liberal capitalismo ha generado un individualismo radical, producto de las ideas de la “new age”, cultivada por unos medios de manipulación que distorsionando la realidad generan la insatisfacción permanente en amplios grupos de población, abonando la contradicción entre lo que me dicen que “debe de ser” y lo que “es”.

-La actual crisis con generación de alarma social, culpabiliza a los propios ciudadanos, cuando las propias autoridades son incapaces de frenar tanta inmoralidad, haciendo repercutir sus consecuencias sobre los más débiles y su aparición ha sido brusca e irracional porque no la entiende nadie, pero todos sentimos una impotencia brutal.

Ciertamente lo descrito es parte de la “No enfermedad”, pero de una manera relativa, porque dependerá del papel y función que se destina para los médicos de A.P., diferente al papel que los propios profesionales se adjudican.

Si nos remontamos a las dos últimas crisis económicas, la de los 80 y la de los 90, los médicos de A.P. fuimos utilizados como gestores del subsidio complementario al de desempleo, me estoy refiriendo a la utilización de los fondos de la S.S. en forma de bajas no justificadas. Aquella utilización fue modélica y contribuyó a la baja conflictividad social de las épocas. El precio que hemos pagado es el de permanecer bajo sospecha de “ilegales” y como consecuencia haber perdido el control de la I.T.

Este papel fronterizo entre la “No enfermedad y Enfermedad” no ha sido modificado, ni por nuestros dirigentes, ni por el papel que nos adjudican nuestros pacientes, sin embargo todos nos consideran privilegiados funcionarios.


Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Respuestas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s