Está confuso “El Tema”- Capítulo II- Donde SVS-Osakidetza es La Galia………… ¿de Astérix?.


Si fuéramos capaces de ver con una prespectiva externa lo que hoy es el SVS-Osakidetza encontraremos muchas similitudes con sociedades y culturas ya conocidas. Es fácil desde esta visión externa encontrar similitudes entre nuestra situación socio-política actual con los momentos más tristes de la época republicana de Roma.

Pero volvamos a la realidad de nuestro SVS-Osakidetza y valoremos la dinámica de la institución constituida por todos nosotros.
Lo primero que llama la atención es la existencia de tribus y clanes; tribus quirúrgicas con sus clanes de concertación y peonización, tribus médicas con clanes de servicios, a su vez subdivididos en priváticos, peonizados o guardia dependientes. De la misma manera en primaria encontramos tribus de puritanos con clanes de perfectitos, el de los “brillantes no currantes”, el de los “silenciosos que hace el otro y yo también” o despreciados “abuelos cebolleta” conocidos por “los batallitas”. Esta dinámica se reproduce en las áreas de gerencia con sus tribus de “conservadores del sistema”, “de sillón dependientes”, la impolúta burócrata “no lo registraste”, con clanes de pelotas irredentos, el de los “del despacho no se sale” o el de los “ni se te ocurra llevarme la contraria”, “estoy aquí por ser amigo del jefe” y el increible clan de los gerentes “estoy aquí por designación popular (ganó mi partido)”, clientes serviles de la tribu informática con su clan dominante “microsof”, los del “dámelo todo hecho”, que comparte influencia con el clan “vamos a reunirnos para decidir no hacer nada”, todos ellos de la gran tribu “nos vas a tocar los cojones, nosotros somos los imprescindibles”.
Estas dinámicas tribales se sustentan en la nueva religion que no es otra que la “pura ciencia”, acoge en su seno una secta puritana e integrista conocida como “dei, evidencia est”, después existen ordenes religiosas que constituyen las conocidas “sociedades cientificorum”. Nada se mueve sin el visto bueno de tribus, clanes, ordenes religiosas y aceptación de la secta.
Recorren los pasillos de la empresa corrientes fijas de “eso no se puede”, “no te atrevas”, “te vas a enterar mequetrefe” y un silencio de impotencia nos tiene atrapados en esta dinámica indolente a la espera de que o bien venga dios y su milagro o salte todo de una vez por todas. El resultado es que las nuevas generaciones apenas entran en contacto con la institución y prueban su hierro se incorporan derrotadas.
Se convierte en imprescindible para sobrevivir, en esta dinámica absolútamente antidemocrática, obtener el reconocimiento de una tribu, un clan o una sociedad cientificorum, pertenecer a la secta es tocar a dios, de lo contrario ¡no existes!. Dicho de otra manera o tragas o ¡date por jodido!

Como la historia demuestra, es posible modificar la realidad, hace falta para ello conocer bien el punto de partida y el entorno en el que se producen las circunstancias que posibilitan los hechos que acontecen, en segundo lugar saber cual será el destino al que se quiere llegar y por último ponerse en acción.

Las personas en este caso son irrelevantes, por el contrario las actitudes son imprescindibles, además de ser la demostración permanente de la acción. La construcción en tres semanas de un primer perímetro de 18 Km. fue la demostración de una actitud increbantable por la consecución del objetivo.
Nada se adelanta tratando de convencer de las bondades de las ideas, ni se mejora por muchas leyes que dicten los legisladores, ni por más complejas que sean las estructuras, lo imprescindible es ganarse a los que harán posible el cambio, que no son otros que los currantes.

En esta primera acción hay que decidir donde se reclutarán las nuevas legiones y el espíritu que les guiará, no serán los expertos en estrategia, ni los consules, ni los procónsules que jamás hicieron “la tortuga”, serán por el contrario aquellos que vean su futuro reflejado y dependiente de su actividad, a los que tienen futuro les corresponde impulsar y guiar el cambio.

Las preguntas a responder por y para todos los candidatos a reclutar serían algo así como: ¿Quiero que mis próximos 20-30 años sean como los que he conocido hasta ahora o veo reflejado en los veteranos?
¿Qué futuro profesional y personal puedo esperar de una situación como la que vivo o he vivido o por el trato recibido?
Las respuestas a estas preguntas están sujetas a factores de confusión dependientes de las consecuencias del actual modelo social. Si las generaciones que deben responderlas están sujetas a clientelismos tales como la dependencia hipotecaria, agradecimiento de favores, jerarquías y tratos discriminativos, etc, es decir las consecuencias de las dinámicas de sectas, tribus y clanes; por cada una de estas circunstancias en las que se vean atrapados menos libre será su opinión, estarán en suma en fases avanzadas de domesticación.

Esta perversa dinámica de caminos prediseñados es el producto de modelos tribales en cuyos clanes se encuentran los llamados expertos, conducen rápidamente a la desmotivación cuando los individuos descubren la rigidez progresiva de tales dinámicas y con ello a la imposibilidad de desarrollar actitudes capaces de modificar realidades cambiantes propias de los tiempos futuros.


Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SVS-Osakidetza. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Está confuso “El Tema”- Capítulo II- Donde SVS-Osakidetza es La Galia………… ¿de Astérix?.

  1. Anonymous dijo:

    Los clanes también existen aquí en el Sur. Me refiero a Andalucía, concretamnete la provincia de Granada. Aquí la sociedad científica más importante tiene su sede en esta capital, con un area de poder muy intensa , muy férrea, yo ya he perdido totalmente la fé en cambiar algo las cosas, no estoy entre los poderosos ni tengo padrino, por lo tanto nunca estaré bautizado. Y como yo miles y ciantos desterrados en lugares recónditos. Un saludo.

  2. Anonymous dijo:

    Yo soy una recien llegada , yo tampoco sere bautizada por ningún druida, ni me ceere en la marmita como obelix,me quedan más de 30 años de labor profesional,de una especialidad médica que esta en gran demanda y tiene escasez de profesionales, y lo unico que he recibido de osakidetza son patadas…con lo cual me queda hacer las maletas y marcharme a otro pais para ser reconocida y trabajar con cierta dignidad!!!yo no esperare a ver la caida del imperio romano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s