¡Aupa chavales que lo estáis haciendo de Puuu…. Madre!!! – I

Lo digo porque no entiendo nada.

Cuando uno no es capaz de diferenciar la realidad de la ficción, las luces de las sombras, las voces interiores de los ruidos de la calle, esto se llama esquizofrenia.
Hasta el año pasado parecía claro que faltaban profesionales, se impulsó la apertura de nuevas Facultades de Medicina, era evidente que las bajas vegetativas por jubilaciones masivas o defunciones pondrían en peligro el sostenimiento del Sistema Nacional de Salud (SNS). Faltaban recursos humanos.
Hoy se rescinden contratos, vuelven los contratos basura, vuelven los viejos hábitos de contratar un neurocirujano para hacer guardias (despilfarro de recursos injustificable, tiempo de formación, capacidad resolutiva, etc.), por necesidades de ahorro, se restringen los recursos humanos. Sobran facultativos.
¿En que quedamos faltan o sobran?
Ahora por seguir ahorrando, lo vamos hacer en el gasto de farmacia, ni se cuantos millones y uno piensa que se racionalizarán las cosas, ¡jajajaja!!!
Hace 2 años en el SNS se hicieron 1.000.000.000 de recetas, el papel, la tinta, su impresión, sus almacenamientos de antes y después de hacerlas, sus tiempos de firma, de reparto, de tramitación, de pegar los cartoncillos, de facturación.  
Plantean el ahorro exclusivamente en el coste del producto, puro y basto cálculo simple, pero las medidas son coste-eficaces, coste-eficientes.
El proceso no es modificable.
¿1 peseta de ahorro en el proceso son?. ¡6 millones de euros!!!!!
¿10 pesetas, 0,06 euros, de ahorro en el proceso son?. ¡60 millones de euros!!!!
Estos compran los coches en función del precio, en lugar de en función de las necesidades.
Ahogados por la situación, nos anuncian la insostenibilidad del sistema, los culpables son los pacientes, que en este país acuden al médico una media de 8,4 consultas por año, frente al 5,2 consultas por año en los países del entorno. Al parecer nuestros ciudadanos no están más enfermos que los del entorno, incluso nuestra esperanza de vida es mayor. ¿Qué estará ocurriendo?.
¡No lo saben!, dicen.
Pero la solución ya está en boca de todos, que se pague algo por las consultas, esto disuadirá a la concurrencia. Nada se menciona de que en este país los tratamientos para patologías crónicas vienen embalados en su mayoría en preciosas cajitas con 20-28 comprimidos, menos de uno por mes; que los maestros solicitan el justificante de enfermedad realizado por el médico a los responsables legales de los niños; que en las oficinas del INEM se les dirige a los ciudadanos que no han podido acudir a renovar su tarjeta de paro al correspondiente médico; que cada medio viaje de un inválido requiere el correspondiente volante médico; que el desplazamiento a Lourdes también precisa del certificado médico; que la ley de dependencia obliga a otro correspondiente certificado y al justificante del pariente que acude a solicitarlo; y un largo etc.….
Como en el punto anterior, el proceso no es modificable.
¿1 consulta evitada al año en el proceso, por los millones de habitantes?
Según mercado el coste de una consulta es unos 30 euros, vamos a contabilizar por la mitad, 15 euros, por 40 millones. ¡600 millones de euros!!!!
¡No lo saben!, dicen.
Lo modificará el ticket moderador.
Continuará
P.D. Se recomienda una visita por:

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sistemas sanitarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s