Cuando el río suena……

Creo que fue como en marzo del 2007, cuando Ernesto Barrera, a la sazón moderador del Foro MEDFAM, nos animó a crear “blogs”. Para un analfabeto informático aquello fue todo un desafío.

Lo puse en marcha en mayo de aquel año

con el nombre “Desde mi balcón” y allí se quedó.

Pasaron algunos meses y ya me había olvidado del tema, cuando en un encuentro con el “Hombre de verbo rápido”, aquel cuyo pensamiento circula a velocidad de un A.V.E, cuya palabra circula a la misma velocidad, mientras sus manos teclean cualquier instrumento y sin mirarte te está escuchando, hablo de Rafa Bravo, sin mediar exceso de conversación me indicó: “..lo tuyo es un blog….”.

Y me puse a la tarea.

He pasado por muchas fases, fue leyendo a Vicente Baos cuando valoré la necesidad de ajustar los contenidos a unas normas, pero personalmente no le encontré sentido a volver a jurar los principios hipocráticos. Leyendo a otro compañero me hizo pensar en la conveniencia de acreditar el blog para que de alguna manera el blog pudiera soportar el calificativo de “sanitario”, hace un mes solicité la acreditación del COOMB.

Lo habitual es que un blog lo soporte un individuo, aunque progresan adecuadamente los participativos, las convulsiones biográficas de los individuos obligan a posponer las publicaciones y después “cuesta uno de pato” (hígado) volver a la actividad. Recuerdo el vértigo que sentí al verme en determinadas publicaciones y paré seis meses.

Cumplida la primera fase de satisfacción del ego, ¡que te lean!, la propia dinámica del blog pide progresivamente ¡más! y hay que dárselo. En este momento tras el congreso de la blogosfera sanitaria, aunque no asistí, percibo un replanteamiento conceptual y práctico de los blogueros sanitarios.

He oído que hay quién piensa que tenemos un porvenir dudoso, es intrascendente, si hemos de desaparecer, así será, pero lo que ha nacido con esta herramienta evolucionará de forma imparable.

Vienen las vacaciones, es momento de reposar, después con ideas nuevas que ya van tomando cuerpo a por ello, creo que comenzarán a crecer las hojas excel en los blogs, así como los links de respuesta en los propios blogs, habrá que establecer las líneas de comunicación.

Daré una pista, sin comerlo ni beberlo, sin haber hablado, sin conocernos, Enrique Gavlilán, Rafa Cofiño, Vicente Baos y un servidor, que sepa, aunque seguro que somos muchos más, estamos dando vueltas a ideas muy similares.

¡Viva la imaginación!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s