Newton y sus leyes-III

Cuando afirmo que el gasto sanitario ya no es mi problema, lo hago desde la perspectiva de los largos años que vengo en oír de él y de sufrir constantemente el reproche de “gastador” con periodicidad trimestral, como tantos y tantos compañeros de esta sufrida Atención Primaria, a la que todos le dan palmaditas en la espalda para acto seguido traspasarle todas las tareas que ellos no quieren y soportar el deplorable concepto en el que nos tienen, tanto superiores como compañeros de otras especialidades, que entre todos ellos (y nosotros) nos mantienen en esta situación en la que más del 30% de nuestra actividad soporta tareas que no nos corresponden, siendo una de ellas las prescripciones de los compañeros de otras especialidades, las justificaciones de sus consultas, informes de las inspecciones, instituciones como el INEM, federaciones de submarinismo y otras derivadas de la ley de dependencia.

Por centrarme en el gasto farmacéutico he de decir que el único país que conozco que ha disminuido su gasto es Nueva Zelanda, habrá entonces que valorar cuantas de las acciones útiles de aquella realidad son aplicables a la nuestra.
Se deberán de explicar algunas cosas de nuestra realidad:

-Las unidades de dispensación son las farmacias cuya distribución viene regulada por decretos, así mismo los precios de los medicamentos son iguales en todas ellas. Lo que significa que la red comercial no obedece a las leyes del libre mercado, por el contrario es una red controlada e intervenida por diferentes intereses, que por supuesto no controlo.
-La red de distribución está en manos de los propios propietarios de las unidades de dispensación.

-Reciben ofertas comerciales de (3-4-5-6—X1) de la industria, es decir por la venta de un número de envases reciben gratis otro de regalo para vender, sin que ello afecte al porcentaje de beneficio por unidad vendida, ni disminuya el precio de las unidades.
Debieran ser conocidas estas situaciones por las unidades fiscales y consecuentemente por las administraciones, departamentos y conserjerías.
-Lo primero que nos llama la atención cuando empezamos a ejercer es que, mientras durante los estudios de pregrado aprendemos lo que son los principios activos, debemos aprender una nueva lista de nombres comerciales de los medicamentos cuando empezamos a ejercer, pero para mayor sorpresa estos últimos constituyen una lista de más de 12.000 nombres y presentaciones irracionales, como que los envases tienen 28 comprimidos para tratamientos de por vida, para una lista de principios activos que no pasará de 400, es decir supone una media de más de 20 marcas, dosificaciones y presentaciones diferentes por cada principio activo (son cifras a vuela pluma para describir la situación irracional).

-Podemos añadir a todo esto la complejidad en la que se ve habitualmente un médico de Atención Primaria, que recibe prescripciones de todas las especialidades en sus diferentes marcas, dosificaciones y presentaciones, que está preocupado de que no se presenten interferencias, ni efectos secundarios entre ellos y además se le exija saber el precio de cada una de las variables para utilizar los más baratos, porque de lo contrario dispara el gasto. 

-Para complicar un punto mas este berenjenal tengo que saber si lo prescrito lleva punto negro (importe reducido) o no, porque de ello dependerá cuanto será la aportación del asegurado, sin entender como es posible que las combinaciones de dos medicamentos para controlar la tensión arterial carecen del susodicho punto y por el contrario las últimas combinaciones de los modernos antidiabéticos cuentan con la aportación reducida.
-Desconozco por supuesto cual es el importe requerido para el registro y la comercialización de un nuevo producto, pongamos 1000 euros por año de propiedad de la patente y 500 por año de comercialización de genérico, pues me sale una pasta recaudatoria importante. 

-Ni tan mal si fueran novedades que aportan beneficio, pero es que la mayoría, son copias “estéticas” de otras que como reiteradamente vemos en los boletines son calificados de “no aporta nada nuevo”.
-Muchos de los lectores de este blog no son médicos y desconocen también que toda la formación continuada, que debemos hacer a lo largo del ejercicio de nuestra profesión, desde cursos, seminarios, monográficos, simposium, congresos, reuniones, etc.., está financiada por la industria farmacéutica, cuyo coste es desgravado de las actividades I+D, con la anuencia de las empresas-monopolio para las que trabajamos y su dejación de la responsabilidad que les corresponde de mantener actualizado a su personal.
-Se suele olvidar el gasto que genera en tiempo invertido por la Atención Primaria para mantener el equilibrio en semejante situación, en beneficio del menor prejuicio de los pacientes.
Fernando me recuerda que el Índice Sintético demuestra……. y tiene toda la razón, pero no hace falta recurrir al Índice para darse cuenta que cualquier medida cuya finalidad sea racionalizar el gasto farmacéutico pasa por acabar con esta perversa tela de araña de intereses. Es de tal complejidad que, en los años que llevo de ejercicio, ha resultado imposible la modificación en el número de comprimidos de los envases y por cada envase hay un coste.
La medida tomada y ejecutada imperativamente tiene varias lecturas, una será la inmediata de un cambios de 4 elementos por sus principios inmediatos, otra que la forma de prescripción sea por principio activo y la última es que por ese principio de prescripción el problema del gasto corresponde a los responsables de modificar esta locura.
La idea es buena, las formas muy mejorables y los medios utilizados ajustados a su concepto de nosotros (otra más).



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ...y no nos dejes caer en la tentación. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Newton y sus leyes-III

  1. Anonymous dijo:

    1…Lo que significa que la red comercial no obedece a las leyes del libre mercado, por el contrario es una red controlada e intervenida por diferentes intereses, que por supuesto no controlo…O no quieres conocer por que no te conviene (Rasca un poco y encontrarás intereses económicos de políticos y también corporaciones médicas)2. La legislación actual limita las bonificaciones de las farmacias hasta un 5%. Esa música es antigua.3…cuya finalidad sea racionalizar el gasto farmacéutico pasa por acabar con esta perversa tela de araña de intereses… Pues habla con Colegios y sociedades profesionales que en tu nombre mantienen este tinglado.4.Lo peor es que después de este despilfarro no hay dinero para cosas como por ejemplo dependencia (esa es otra película). Perdona, pero uno está cansado que se desprestigie a esta profesión de farmacéutico cuando tanta gente se lo está llevando calentinto. Alfonso

  2. Yo estoy de acuerdo contigo. Ya he entendido, por lo leido, que algunos se han indignado con la medida pero si,según parece, la mayoría de nosotros estamos de acuerdo en la prescripción por principio activo, ¿por qué no la estabamos utilizando?Tengo la impresión de que la "santa indignación" está escamoteando la discusión del fondo de la cuestión.Creo que tus opiniones traslada la cuestión a lo que importa. Asi que gracias.Idoia

  3. FernandoG dijo:

    Este debate lo empezó magníficante Juan José y entramos al trapo al principio Rafa Bravo y yo..El debate es bueno, incluso aunque no estés en principio de acuerdo en todo..No he podido contesstar por problemas personales hasta ahora como hubiera querido..Pero hay una cosa Idoia que no entiendo.."Tengo la impresión de que la "santa indignación" está escamoteando la discusión del fondo de la cuestión.Creo que tus opiniones traslada la cuestión a lo que importa"¿Quien es la santa indignación, que está escamoteando el fondo de la cuestión..?Por supuesto que el sistema puede, e inclluso debe tomar las medidas necesarias para contener el aumento del gasto, no solo farmaceútico..Yo lo que tengo claro, y lo dije es que el gasto farmaceútico siempre ha crecido.. a pesar de que cada vez se usan más genéricos…Porque entiendo que la prescripcion de lo nuevo, lo caro, lo de eficacia a veces dudosa, tiene siempre un origen que no es precísamente la primaria..Y si al final vemos que la solución es incentivar en primaria un determinado tipo de prescripción, pues nos enconttramos como en mi comunidad que en una provincia se han gastado 900 mil euros en pagar un Indice sintético a unos pocos, y sin embargo el gasto ha aumentado.. Por lo tanto lo que se pretendía no se ha conseguido y sin embargo se ha pagado a unos pocos por aumentar el gasto..No tiene sentido..Hay que ser independientes, de la industría, de nuesstrs jefes porque nos debemos a nuestros pacientes y por ellos debemos prescribirles lo que precisan al mejor precio posible y con la maor efectividad..Seguiremos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s