¿Para que coño quieren en esta milonga a la Atención Primaria?

Cuando oigo y leo cosas que se consideran transcendentes me veo en la necesidad de recordar el pasado y confrontarlo con el presente, es el sistema que utilizo para preservar mi equilibrio mental, si además el entorno se vuelve estruendosamente aclamador, los pelos se me erizan y si esta es colectiva, como dice mi amigo: “¡Maribel, aquí hay trampa que está por ver!”
En los comienzos de mi ejercicio tenía que comprarme el material de la consulta, tanto el fungible como el instrumental, robaba cartulinas y sobres en la inspección correspondiente, visitaba a los amigos que estaban en los servicios de urgencia, las unas para hacerme con simples cartulinas para apuntar cositas, las otras para adueñarme de material. Mientras tanto nacía la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, pero observé como aquellas primeras generaciones en su mayoría no llegaban a las consultas de aquel modelo ambulatorio que había que transformar, en contra de lo esperado ocupaban despachos que hoy siguen ocupando y pasaban a constituir la intelectualidad del modelo. En un paso cualitativo pasé a robar fichas de identificación, material de escritorio de otros centros de salud para equipar y comenzar a funcionar en aquel primer centro que comenzamos a desarrollar, llegué a distraer un fichero de cuatro cajones que trasladé en mi propio coche a 60 km. de distancia. Eran los tiempos en que acabar con “la iguala” era un fin inexcusable, “¡otros tiempos!” los del “un, dos, tres.”
Después vino la lucha beligerante por el nuevo modelo desde la práctica diaria, pasado el tiempo consigo recordar con precisión dos anécdotas con los intelectuales del modelo, la primera está relacionada con la mala calidad de las declaraciones de las EDO (enfermedades de declaración obligatoria). Aquella mañana nada hacía suponer el barrido de la autoestima que recibimos, como el autentico desastre que éramos frente a las hojas de declaración. Al llegar a casa busqué los boletines que nos llegaban del ministerio y del departamento, para mi sorpresa en los seis últimos meses las cifras no coincidían ni con el desfase de seis meses. Así las cosas a la mañana siguiente levanté la mano y pregunté:”..hay algo que no entiendo en relación a las EDO, me estoy refiriendo a que según consta en estos boletines, que aquí tengo, del ministerio y de la Conserjería en los seis últimos meses las cifras no coinciden, ¿a que se puede deber?”. La segunda es la referente a la integración de los tres médicos titulares en el nuevo modelo, para lo que quedamos a las ocho de la mañana con dos intelectuales del modelo y a la que fuimos pertrechados con nuestras nóminas, al verlas, la perplejidad asomó en sus caras, “ganáis más que nosotros”, “no podemos ni igualar vuestras nóminas saldríais perdiendo”.
En que poco tiempo aprendí que hacen las cosas tan mal como nosotros y que el nuevo modelo nacía sin presupuesto, sería por la crisis industrial de los ochenta.
Siguieron cosas tan bonitas como el plan “Salud para todos en el año 2.000”, que sin saber ni ¿porqué?, ni el ¿cómo?, fue sustituido por el no menos famoso plan “Osasuna Zainduz”, aquí perdí la cuenta, porque a su vez fue sustituido por otro y otro.
Aunque no entendía nada, porque en el fondo eran similares pero diferentes, nunca divergentes ni confluentes, ni complementarios, ni la unidad en la trinidad, el caso es que he vivido situaciones tan ridículas como la interrupción de la encuesta nutricional de la población, lo que es el poder de las sectas o la inutilización de los esfuerzos por intereses protagonistas, es la época de “las cosas de la vida”, entre ellas las de mis ilustres intelectuales del modelo que persiguen las evaluaciones de las actividades siempre ajenas, nunca propias, por lo que se desconocen las evaluaciones de ninguno de los planes y programas mencionados y presentados.
Sin darme cuenta había sido expulsado al agujero del escepticismo.
Ahora asisto al diluvio mediático de “¡Existen los crónicos!”, ¡claro! esto me va a solucionar la vida desde el conocimiento de lo que significa la cronicidad, cuando la sufro en carne propia.
Hay cuatro cosas que me llaman la atención:
1- La primera es la inundación mediática, amparada en un discurso de ppt (powerpoint), llenos de flechas de flujos, esquemas incuestionables, soluciones inaplazables, alternativas aparentes y un tufillo moralístico creciente.
Nuestro jefe tiene a bien ser el propietario único del “invento del crónico”, desde un emplazamiento de despacho me parece lógico el parto, como me parece lógica su defensa de la pseudoepidemia de gripe A1H1n, habida cuenta de su largo periplo por la O.M.S. No es esperable que alguien que ha trabajado en ese medio tenga a bien ser crítico con la institución para la que ha colaborado a su reconocimiento, a pesar de la tozudez de la realidad.
No me sorprende que para un burócrata acostumbrado a las gráficas de costes resulten confusos los conceptos entre ancianidad y cronicidad. Por la razón inversa en las poblaciones con vidas medias de 45 años no existe cáncer de pulmón aunque fumen, por el contrario se mueren de disentería o de S.I.D.A. Mientras en poblaciones longevas la mortalidad estará asociada a cánceres y enfermedades degenerativas, que es lo propio de la ancianidad, son por tanto  problemas diferentes que van aparejados. 

Es aquí donde empiezan los problemas cuando sin pensar el inconsciente le traiciona y afirma: “…habrá una generación que cuide más años de sus padres que lo que ha cuidado a sus hijos.”
a) Esta frase supone la puesta en práctica del principio bíblico del: “Honrarás a tu padre y a tu madre.”
Quién desconoce el problema olvida que los hijos no tienen obligaciones para con los progenitores, siendo estos por el contrario quienes tienen la obligación de ganarse la honra de sus hijos.
Es conveniente mancharse los zapatos de barro y bajar a la realidad donde estos problemas se viven de otras maneras, esto queda muy lejos de los despachos y las realidades no se reflejan en los datos estadísticos. Recuerdo un paciente que había maltratado a su esposa y sus dos hijas, que tras enviudar sufrió un accidente cerebrovascular y las asistentes sociales hospitalarias y municipales (mas despachos) les insistían a las hijas que se hicieran cargo del padre y respondían: “…le jodió la vida a mi madre pero a mi no!. Hagan ustedes lo que quieran con él.”
b) Otra circunstancia que olvida el “buen samaritano” es la referente a los cuidados. 
Quién ha posibilitado la desubicación de las empresas y promueve la movilidad de las plantillas, debe asumir sus consecuencias, padres en Euskadi, hijos en Valencia, Barcelona o Sevilla, cuando no en Inglaterra, Australia o ¿qué se yo?.
Pero lo que resulta imperdonable es olvidar las dimensiones medias de una vivienda V.P.O. de 60-70 metros cuadrados para que convivan tres generaciones, donde el menor tiene 20 años y el mayor 80, suelen ser de diferente sexo y constituyen un bonito puzzle a la hora de mantener un mínimo de intimidad, ¿qué hubiera pintado Goya de estas situaciones? O ¿Únicamente hemos cambiado al modelo urbano la chabola de “Los santos inocentes”?
c)Y ni tan mal si no hacemos caso al clásico estudio inglés de los ´80, en el que se identificaban tres grupos de ancianos con un peso numérico similar, el 30% tienen capacidad de adaptación a cualquier dinámica, otro 30% para depende que situaciones y el último 30% no se adaptan a ninguna situación.
Algo imprescindible se echa de menos en sus ppt, ¡la realidad!
2- En este artículo un consejero me ha recordado al insigne Abril Martorell cuando en los inicios de los ´80 afirmaba en el congreso de diputados:”…tendrán ustedes que elegir entre salir de la crisis o el Estado Autonómico”. Este consejero nos viene a decir que “no hay pasta pa na!!” y nos recuerda que servicios públicos son Sanidad y Educación.
Ahora ya parece que vienen a por nosotros los crónicos envejecidos porque según parece somos caros, pero esperar, que todos nos haremos viejos, aunque como siempre habrá unos mas viejos que otros.
3- Este último punto tiene su enjundia, es lo que se conoce como “Gerencia Única”, nuevo parto de los intelectuales del modelo como solución organizativa de servicios, que es la culminación de la sutileza de “escupe sangre para que yo viva mejor.”
En la práctica se hace depender la A.P. de la Gerencia del hospital de su área, constituyendo todo el conjunto una unidad (en lo universal). Así contado hasta parece atractivo, ya hay alguna en marcha.
La perversión se produce cuando se valora el presupuesto, la gerencia debe administrar el volumen económico correspondiente al área atendida, pero la cantidad es el resultado capitativo del gasto calculado a la población cubierta.
La consecuencia es una inversión en la unidad de negocio. 
Hasta ahora los servicios crecían en prestaciones, servicios, plantillas, se rentabilizaban los aparatajes en función de su utilización, había presupuestos para las listas de espera infladas, concertaciones vespertinas para cuatro caderas mientras en la matinal se hacía una, etc.
A partir de la Gerencia única, la unidad de negocio se traslada al interés del menor coste, bien por no realización, bien por reducción de prestaciones, bien por sustitución de prestaciones por las de menor coste, el objetivo último es reducir el costo por habitante de la zona asistida, es la forma de obtener beneficio.
Serán la unidades de servicios hospitalarios las que deberán ser justificadas, para ello se reducirán los ingresos pero desde el propio hospital, esta podría ser la justificación de la existencia de las unidades de hospitalización domiciliaria. De la misma manera serán los servicios hospitalarios los que controlen los criterios de ingreso de la creciente población de ancianos, que lógicamente y según se cumplen los años son en sí mismos pluripatológicos, a través de un registro con enlace domiciliario y al centro de salud, quienes recibirán las instrucciones de actuación, es la forma de funcionamiento de las “unidades de crónicos”, este es básicamente el invento de A´bengoa.
4- La frecuencia creciente de las “conferencias” con ppt y flechas de flujos que nos imparten los imaginarios expertos en enfermos crónicos del tipo:
 II AULA BIOTECH
País Vasco
Investigación e Innovación Sanitaria en Enfermedades Crónicas
Sesión inaugural
Investigación e Innovación Sanitaria en Enfermedades Crónicas
en el País Vasco
08:30 h Entrega de acreditaciones y documentación
09:15 h Saludo y bienvenida
Dª. Carmen Garaizar, directora, Instituto Vasco de Investigación
Sanitaria
D. Jordi Marti, director general, Amgen
10:30 h I. La salud en BioBasque, la BioRegión Vasca
Dª. María Aguirre, directora, Agencia BioBasque
11:00 h II. Situación y retos de la Investigación Científica en Pacientes
Crónicos en el País Vasco
Dª. Carmen Garaizar, directora, Instituto Vasco de Investigación
Sanitaria
11:30 h III. Experiencia en la Innovación en la Atención a Pacientes Crónicos
D. Roberto Nuño, director, Instituto Vasco de Innovación Sanitaria
12:00 h IV. Biotecnología e Innovación Terapéutica en Enfermedades
Crónicas
D. Jesús González Macías, catedrático y jefe de Servicio de Medicina
Interna, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander
12:30 Pausa. Café
Conferencia magistral
09:30 h. Impacto socioeconómico de las Enfermedades Crónicas
Prof. Bengt Jönsson, PhD, Department of Economics, Stokholm
School of Economics
Coloquio debate
Bilbao, 13 de octubre de 2010
13:45 h Lectura de conclusiones y clausura
Dª. Olga Rivera, viceconsejera de Calidad, Investigación e Innovación
Sanitaria del Gobierno Vasco
Dª. Paloma Acevedo, directora de Farmacia, Departamento de Sanidad
y Consumo, Gobierno Vasco
Dª. Concha Serrano, Corporate Affairs Director, Amgen
14:00 h Cóctel
Conclusiones
Mesa Redonda
12:45 h Situación y líneas de futuro de la Innovación en Asistencia Sanitaria
en el País Vasco
Introducción:
Dª. Marbella García, subdirectora de Calidad, Osakidetza
Debate moderado por:
Dª. Marbella García
– Punto de vista de la Atención Especializada
D. Andoni Arcelay, Subdirección de Asistencia Especializada,
Osakidetza
Dª. Sonia Gaztambide, jefe de Servicio de Endocrinología, Hospital
de Cruces
D. Eduardo Ucar, adjunto del Servicio de Reumatología, Hospital de
Basurto y presidente de la Sociedad Española de Reumatología
– Punto de vista de la Atención Primaria
D. Jaime Alonso, médico de familia, Centro de Salud de Deusto
¿Y que c….es “AMGEN”? mi hermano Google me sacará de dudas:
Un paseito por aquí y serán ya expertos: 
Imitando al torero en dos palabras: “in” “presionante”.

¿Conocen ustedes el concepto “conflicto de intereses”?
Por 25 pesetas por respuesta en un minuto responda a la pregunta:
¿Para que coño quieren en esta milonga a la Atención Primaria?
Un, dos, tres, responda otra vez.


Maribel son juegos de manos, anda vamos a dormir.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ...y no nos dejes caer en la tentación. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Para que coño quieren en esta milonga a la Atención Primaria?

  1. Juanjoooo, que te me pierdeees…

  2. Mónica dijo:

    Pués yo si que estoy con Juanjo, "yo si estuve allí!" y si no hubiera asistido a esas jornadas me hubiera ahorrado mucha mala leche.¿Para que coño quieren en esta milonga a la Atención Primaria?1.- ¿para ver como los directivos de AMFGE participan de la mesa y un escuadrón de delegados sortean a los asistentes? Igual si otras entidades hicieramos lo mismo, otro gallo nos cantaría y no terminaríamos el año en nº rojos…..2.- para oir como las ponencias se centraban en torno a la osteoporosis y DM (¿por qué sería?)3.- para oir que la AP tenemos q conocer cómo funciona la "unidad de osteoporosis" (¿harán algo con los sobretratamientos que sufren nuestras pacientes no- osteoporçoticas?) y q tenemos q conocer la "unidad de pie diabético". Que no me deja de parecer bien pero ¿cuantos compañeros del 2º nivel, y jefes del 2º nivel, se plantean conocer cómo funciona las UAP de su zona?4.- Para oir que la coordinación de estas patológías "no hay duda" q tiene q asumirlas el 2º nivel?5.- Para oir que la coordinación con la AP empieza y pivota en FORMAR a la AP? 6.- Para oir cómo se implican en formanos? ¿realmente valoran esta formación? ¿que cara se nos queda cuando el endocrino q viene a "formarnos" nos dice que TENEMOS q poner las insulinas de la GPC de Osakidetza porq las han "elegido" por ser las más baratas, pero q él pone "las buenas" aunq sean más caras?7.- Para q nos quedemos con cara de idiotas! Juanjo, no voy a darte más rptas porq me tendrías q dar la paga extra.Eso sí, me consuela que el único indio de la sala era yo y el resto os ahorrasteis el trago.Espero que los directivos de primaria que por ahí había tomen nota porq se están poniendo barreras en vez de facilitadores para la coordinación/ innovación/ investigación……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s