Medicina ganó la touch

Iñaki Largo dominaba la touch.
Aldapetín se estiraba en una rápida apertura, y el balón al suelo.
La delantera de cabeza a recuperarlo.

La línea de tres cuartos ansiosa buscando la posición.
El apertura mirando a un lado y a otro.
Los alas mandándose señales.
El zaguero indeciso: si el balón es nuestro subo, si es de ellos me atraso.
¡Cómo añoro jugar,… incluso al rugby chocolate!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Medicina ganó la touch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s