Al hilo de "Urticarias por cancamusa".

Dedicado a Julio Bonis

Cierto y en total acuerdo con este “desterrado” de la primaria, quiero creer que temporalmente.

Trataré de describir dos situaciones ejemplos de las modernas cancamusas.

La primera es esa situación tan frecuente al menos en mi medio, en la que un paciente que ha sido citado para revisión en un servicio cualquiera por cualquiera de las enfermedades incurables, casi todas.
Una semana antes el paciente cae enfermo o es citado en el juzgado o su padre a 300 Km está en situación crítica y la inevitable consecuencia es que no podrá acudir a dicha consulta, en su mejor de las voluntades llama por teléfono para cambiar el día:
Administrativo (A)- Hospital XX, consultas externas dígame!
Paciente(P)- Mire le llamo porque no puedo acudir a la cita del 25 de abril con el Dr. Fulanez y quisiera cambiar de día.
A- Dígame el nombre.
P- Alfredo Alvarez Acosado.
A- Su número es 000000/ooo/1?
P-Si
A- Tome nota, el 11 de noviembre a las 13,40 en la consulta 203 de la segunda planta.
P- Verá, no se si me he explicado, quería cambiar la cita porque el 25 de abril he sido citado en el juzgado..
A- Ya le he entendido, tome nota, el 11 de noviembre a las 13,40 en la consulta 203 de la segunda planta.
P- Pero el Dr. Fulanez, al que vi en el pasillo, me dijo que le llamara para cambiar el día…
A- La primera cita libre que tengo para el equipo de la unidad de afectados de su enfermedad es el 11 de noviembre, la quiere o no la quiere.
P- La cita del 25 de abril me la dieron en noviembre del año pasado y solo quiero cambiar el día.
A- Le repito que la primera cita libre es el 11 de noviembre, ¿la quiere o no la quiere?
P- ¿Que puedo hacer?
A- Puede ir a su médico de cabecera y que le haga un volante urgente. Cuando lo tenga vuelva a llamar para que le demos una primera consulta con el equipo de la unidad de afectados de su enfermedad.

La aplicación de esta sencilla tecnología informática, exige para aplicar una solución a un problema habitual la cita con otro profesional, la falsificación de un documento, para finalmente situarse nuevamente en el circuito “oficial”, de lo contrario el paciente es automáticamente expulsado del sistema.

El programa es malo y la aplicación un fracaso.

El segundo caso se refiere a lo que el tiempo pone de manifiesto. Son muchos los programas que se han desarrollado en las diferentes CC.AA., no puedo conocer todos, bastante es que conozca el mío, el OSABIDE.
En una reunión reciente, a enfermería, que tanto esmero pone en recoger los datos de sus actividades, se le descubrió que solo se puede medir si utiliza o no la Hª de OSABIDE y a los facultativos que el programa solo mide si usas o no la Hª de OSABIDE, no sirve para ACGs, ni actividades, ni para el registro de crónicos como reconocen en el documento para la atención de crónicos.

El programa es malo y la aplicación un fracaso.

Estoy de acuerdo con Julio, la primera función del 2.0 debiera ser separar el grano de la paja, demasiado polvo en el espejo.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia Clinica Informatizada. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s